Cargando
10/Nov/2017
Advertencias y recomendaciones para el uso seguro de los Equipos de Respiración Autónomos
Advertencias y recomendaciones para el uso seguro de los Equipos de Respiración Autónomos

El Consejo Nacional advierte a las Asociaciones y Federaciones del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios (SNBV) sobre el riesgo de vida que reviste la falta de control y mantenimiento de los Equipos de Respiración Autónomos (ERA) por parte del servicio técnico autorizado por el fabricante.

Informa que los equipos ERA completos (es decir, máscara, arnés y cilindro) requieren de un servicio técnico de mantenimiento al menos una vez por año. Así lo establece en su capítulo 7 la norma NFPA 1852 denominada Estándares de selección, cuidado y mantenimiento de equipos de respiración autónomos.

Al no existir en la Argentina una norma relativa a los equipos ERA, el Consejo Nacional se remite a las normas emitidas por la National Fire Protection Asociation (NFPA), ya que se trata de la asociación más reconocida a nivel mundial en esta materia. Y para resolver el vacío en cuanto a una norma propia referente al uso, control, mantenimiento y recarga de este tipo de equipamiento, la Mesa Ejecutiva ha resuelto solicitar su elaboración al Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM).

Por otra parte, los cilindros de aire respirable de los ERA deben ser sometidos a pruebas hidrostáticas durante toda su vida útil, según los intervalos de tiempo establecidos en la reglamentación aplicable del Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT), la cual acompaña a todos los manuales de instrucciones y mantenimiento de los equipos de respiración autónomos.

Para los cilindros de fibra de carbono de 2.2, 4.5 y 5.5 PSI y para los cilindros de aluminio de 2.2 PSI, el período establecido para las pruebas es de cinco (5) años. 

Estas pruebas deberán ser realizadas en los cilindros de fibra de carbono hasta el límite máximo de su vida útil que varía entre los quince (15) y veinte (20) años dependiendo del fabricante (información que puede encontrarse en los manuales de uso del equipo). Luego de ese período de tiempo los cilindros deben ser destruidos y bajo ningún concepto volver a utilizarse y/o reciclarse.

En el caso de los cilindros de aluminio es diferente ya que, si en las pruebas no presentan ningún daño, podrán continuar en uso indefinidamente siempre y cuando cumplan con las pruebas hidrostáticas cada cinco (5) años y los resultados determinen que están en condiciones de ser utilizados. 

En relación a la limpieza, desinfección, descontaminación y almacenamiento, el capítulo 6 de la mencionada norma NFPA 1852 también establece estándares para el cuidado de los equipos ERA.

Esta norma completa está a disposición para ser solicitada por los miembros del SNBV. Deberán enviar el pedido por nota en hoja membrete de la institución con la firma y sello del presidente y/o jefe del cuerpo activo al mail consejonacional@bomberosra.org.ar

Por todo lo expuesto, el Consejo Nacional recomienda a las Asociaciones y Federaciones del SNBV, establecer un programa de mantenimiento respaldado y evaluado por un técnico competente, el cual deberá ser realizado con el servicio técnico autorizado por el fabricante del equipo.

A continuación, se detallan los servicios técnicos autorizados en la Argentina de las principales marcas de equipos de respiración autónomos:

AIRBOX

Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina

Condarco Nº 215, Quilmes Oeste, provincia de Buenos Aires

011 2090 0747

DRÄGER

SD SAFETY

Condarco Nº1713, CABA

011 4588 2796

atencionalcliente@dragersolutions.com.ar

MSA

MSA de Argentina

Av. Belgrano Nº2470, Don Torcuato, provincia de Buenos Aires

011 4727 4600 (líneas rotativas)

info.ar@msasafety.com

SCOTT

Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina

Condarco Nº 215, Quilmes Oeste, provincia de Buenos Aires

011 2090 0747

Acerca de la NFPA

La NFPA es una organización fundada en Estados Unidos en 1896, encargada de crear y mantener las normas y requisitos mínimos para la prevención contra incendios, capacitación, instalación y uso de medios de protección contra incendios, utilizados tanto por bomberos como por el personal encargado de la seguridad. Sus estándares, conocidos como National Fire Codes, recomiendan las prácticas seguras desarrolladas por el personal experto en el control de incendios.

Compartir