05/Feb/2016
Iron Mountain: dos años de la trágica pérdida de diez camaradas
Iron Mountain: dos años de la trágica pérdida de diez camaradas

El 5 de febrero de 2014 pasó a la historia dejando una marca imborrable e irreparable para el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios y para los familiares, amigos y compañeros de los ocho bomberos y dos rescatistas fallecidos al derrumbarse una pared tras el incendio de un depósito de la empresa Iron Mountain, en el barrio porteño de Barracas.

Al cumplirse dos años de este terrible suceso los familiares organizaron un acto homenaje en el que pidieron que se haga justicia por sus seres queridos.

El Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios y la Fundación Bomberos de Argentina los acompañaron en una ceremonia religiosa en la que se entregó una ofrenda floral y los presentes escucharon con emoción las palabras de los familiares que agradecieron el acompañamiento en cada día 5 por parte de la Fundación Bomberos de Argentina y los bomberos de distintos cuarteles que siempre estuvieron.

El acto comenzó a las 8.45 en Azara 1245, donde funcionaba el depósito incendiado, y tuvo su momento culmine a las 9.15, por tratarse del horario en el que se desplomó la pared sobre los bomberos y rescatistas que aguardaban allí órdenes para seguir con el procedimiento.

El acto contó con la presencia de Bomberos de Del Viso, Morón, 3 de Febrero, Exaltación de la Cruz, Suipacha, La Boca, Berazategui, Berisso, Moreno, Glew, Dominico-Wilde, Lanús Oeste, Avellaneda, Lomas de Zamora, Ezeiza, José C. Paz y Malvinas Argentinas.

«Para mí es como el primer día, no tengo consuelo, no tengo nada. Me falta un pedazo de mi vida. Él me tendría que haber despedido a mí porque soy una persona grande. Y yo tuve que despedirlo a él. Es cierto, tengo el orgullo, es un héroe, todo lo que digan está perfecto, pero yo perdí a mi hijo, perdí un pedazo de mi vida», dijo entre lágrimas Luis Méndez, padre del oficial principal José Luis Méndez Araujo, de los Bomberos Voluntarios de Villa Domínico y rescatista de Defensa Civil.

Luis Apud, en representación del Consejo Nacional de Bomberos y de la Fundación Bomberos de Argentina expresó su pesar por esta gran pérdida, ratificó el compromiso de la institución en acompañar a los familiares de estos “diez héroes solidarios que dejaron su vida en cumplimiento del deber” y pidió recordarlos «en el rostro de cada uno de nuestros bomberos».

Santuario

Hay un pequeño santuario levantado en la calle Jovellanos, dedicado a los «Héroes de Barracas», en el lugar donde murieron Maximiliano Martínez, Sebastián Campos, Leonardo Day, Anahí Garnica, Eduardo Adrián Conesa, Damián Véliz, Juan Matías Monticelli, Facundo Ambrosi, y Pedro Barícola, compañero de José Luis en la Defensa Civil porteña.

Las sirenas de las autobombas se hicieron escuchar para recordar a los compañeros caídos mientras todos los presentes aplaudieron emocionados. Durante la ceremonia, se prendieron velas para cada una de las víctimas y el padre Pedro de la Capilla San Pedro reclamó «justicia para estos diez hermanos nuestros porque mientras no sepamos qué pasó y quién es el responsable no descansarán en paz».

Compartir