25/Oct/2013
Más de 200 bomberos, bomberas y dirigentes participaron de la Encuesta Nacional de la Salud
Más de 200 bomberos, bomberas y dirigentes participaron de la Encuesta Nacional de la Salud

El programa nacional Bombero Sano realizó durante el Congreso Nacional de Bomberos 2013 la primera Encuesta Nacional de la Salud, anónima y voluntaria, enfocada en conocer el estado de salud de los miembros de los cuerpos activos de nuestro movimiento.

La propuesta surgió de la reunión que el Equipo Multidisciplinario celebró junto a los representantes de las Federaciones el pasado 30 de agosto en la sede del Consejo Nacional, oportunidad en la que se delinearon distintas acciones a realizar de allí en adelante.

Uno de los temas más destacados de esa reunión fue la necesidad de conocer el estado de salud de los bomberos y bomberas para poder elaborar acciones concretas y focalizadas de acuerdo a las distintas afecciones que los mismos padezcan.

Dos de los miembros del equipo, Antonela Plastina, bombera de Arroyo Dulce y Lic. en Nutrición; y María Belén Becker, estudiante de nutrición; prepararon un proyecto de encuesta para llevar adelante durante el Congreso Nacional de Bomberos.

“Pensamos que el mejor momento para llevar a cabo la encuesta sería durante el Congreso Nacional de Bomberos debido a que allí se concentraría una muestra de la población de bomberos de todo el país representativa y pareja”, explicaron ambas. Junto con la responsable del programa, Lic. Andrea Zás terminaron de diseñar la encuesta y gracias a la gestión del Jefe y Presidente de Villa María, Gustavo Nicola y Héctor Bersano, respectivamente, fue posible contar con un consultorio en el predio de la UTN donde se realizó el Congreso.

En este sentido, contar con un consultorio privado le brindó a la actividad un plus muy valioso ya que la encuesta no sólo tenía una serie de preguntas a responder por el encuestado sino que, en una segunda etapa, se requería que profesionales de la salud midieran y pesaran a cada bombero y bombera participante de la encuesta para obtener su índice de masa corporal (IMC) y la circunferencia de cintura.

“Para tomar estas medidas y peso era fundamental contar con elementos de precisión y con la privacidad de un consultorio. Fue muy positivo tenerlo ya que nos permitió no solo realizar la segunda etapa de la encuesta sino también responder preguntas, asesorar y brindar diagnósticos”, comentó Antonela.

A cada participante de la encuesta se le entregaron guías de bienestar y calcos con la leyenda Yo participo del programa Bombero Sano. Además, aquellos que así lo quisieron, pudieron llevarse su diagnóstico y consejos de nutrición en una planilla especialmente diseñada a tal efecto, con el sello y la firma de un profesional de la salud como lo es la Lic. en Nutrición Antonela Plastina.

“Este fue el primer trabajo de campo que realizamos y hemos superado ampliamente las expectativas que teníamos. Todos los miembros del programa estamos contentos y orgullosos ya que más de 200 bomberos y bomberas participaron de la encuesta, perdieron las inhibiciones y prejuicios y se acercaron a charlar con las nutricionistas, expusieron sus necesidades, dificultades y metas. A todos ellos muchas gracias por participar!! Además, tuvimos una gran convocatorio de dirigentes y esto quiero destacarlo ya que es sumamente importante el acompañamiento de la dirigencia para llevar adelante este y cualquier proyecto con lo cual, aprovecho para agradecerle a los Jefes y Presidentes de las Asociaciones como también a los miembros del Consejo Nacional, de la Academia y de las Federaciones que participaron de la encuesta” señaló Andrea Zás.
En breve se conocerán los resultados del procesamiento de los datos obtenidos con los cuales el programa podrá trabajar de manera conjunta con las Federaciones y las Asociaciones en la gestión de la salud.

Finalmente, cabe señalar que esta encuesta constituye el primer paso y la base sobre la cual se realizarán nuevas encuestas como también nuevas intervenciones del programa en los eventos realizados por el Consejo y la Academia, que permitan en el largo plazo obtener una estadística nacional y, de esa manera, actuar con datos concretos y certeros en la concientización, prevención de riesgos y tratamiento de las enfermedades detectadas para que todos los bomberos y bomberas estén sanos y disminuyan los riesgos a la hora de realizar intervenciones.

Compartir