22/Mar/2013
22 de Marzo: Día Mundial del Agua

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró que el tema que este año acompañará a las celebraciones que se realicen en todo el mundo por el Día Internacional del Agua sea la cooperación en la esfera del agua.

Tal como lo detalla la declaración, la cooperación permite un uso más eficiente y sostenible de los recursos hídricos con los que dispone el planeta y esto a su vez se traduce en beneficios mutuos y mejores condiciones de vida para las comunidades, regiones y países.

Una buena gestión y la cooperación entre los diferentes grupos de usuarios de este recurso escaso y no renovable no solo promoverán el acceso al agua sino también la lucha contra su escasez y ambos contribuirán a la reducción de la pobreza. En este sentido, la cooperación en la esfera del agua es crucial para la seguridad, la justicia social y la igualdad.

También será fundamental, para la preservación de los recursos hídricos, el compromiso de los gobiernos en la protección del medio ambiente y en la superación de las tensiones culturales, políticas y sociales que distancian a las personas en todo mundo. Si este giro propuesto es puesto en marcha será posible generar confianza entre los pueblos y llevar adelante la propuesta de la cooperación.

Nuestra “gotita de agua”

Es fundamental que todos participemos en la cooperación en la esfera del agua y sumemos nuestra ayuda, por pequeña que sea, para alcanzarla.

Sabemos que el agua es un recurso no renovable y escaso. Esto quiere decir que si las reservas de agua dulce y potable que existen en el mundo se terminan también terminará la vida.

El agua es sinónimo de vida para todos los seres que habitamos el planeta y, lamentablemente, el único de ellos que la contamina y malgasta es el ser humano. Es por eso que sobre nosotros pesa la responsabilidad de apreciarla y cuidarla.

Para nosotros los bomberos el agua es doblemente fuente de vida, ya que no solo la permite sino que también la preserva.

Frente a un incendio son necesarios miles de litros de agua para sofocarlo, sin embargo, también en este tipo de siniestros es posible realizar un uso medido y conciente del recurso hídrico.

Como bomberos, es nuestra responsabilidad conocer y aplicar las diferentes técnicas de “ataque con agua” frente a los incendios para colaborar en la preservación del agua.

Si todos ahorramos agua podemos sumar nuestra “gotita de agua” a las reservas con las que contamos.
¿Cómo se malgasta el agua?

– Un inodoro con deficiencia en el flotante derrocha 1.200 litros de agua por día.
Esta cantidad es equivalente a la que se utiliza para abastecer a 6 (seis) inodoros, los cuales disponen de 200 litros diarios.

– Una manguera abierta desperdicia 1.140 litros de agua por hora.
Con el derroche de 100.000 edificios en una hora se podrían distribuir 200 litros de agua por día a 570.000 personas.

– Una canilla goteando desperdicia 46 litros de agua por día.
Este derroche es más de lo que disponen diariamente muchas personas que viven en el Norte de África, península Arábica, Irak e India.

– Una canilla abierta durante el lavado de dientes desperdicia 20 litros de agua.

– En un baño de inmersión gastamos 150 litros de agua.

– En una ducha de 10 minutos gastamos 100 litros de agua.

– Un lavado de auto gasta 360 litros de agua.

– En un lavado de platos desperdiciamos 100 litros de agua.

– En un ciclo de lavarropas gastamos 100 litros de agua.

– Una pila chica contamina 500 litros de agua.

– Los fertilizantes mal empleados aceleran radicalmente los procesos de eutrofización.
¿Cómo podemos cuidar y ahorrar agua?

* Cuando te enjabones las manos o la cara hacelo con la canilla cerrada.

* Al lavarte los dientes usá un vaso con agua en lugar de dejar la canilla abierta.

* Al bañarte tomá duchas rápidas y evitá los baños de inmersión.

* Cuando te afeites llená la pile en lugar de dejar correr el agua.

* Al regar las plantas del jardín o del patio es mejor hacerlo cuando baja el sol, para que el agua no se evapore tan rápido.

* Al lavar el auto y la vereda hacelo con un balde.

* Controlá periódicamente las pérdidas de canillas, depósitos de baño y tanques de agua.

* Al lavar los platos recordá que es preferible enjuagarlos todos juntos para no dejar correr el agua.

* No dejes correr el agua mientras realizas el lavado de frutas y verduras.

Compartir