11/Abr/2012
Los bomberos voluntarios trabajan sin pausa en las zonas afectadas por el temporal

El miércoles 4 de abril un fuerte temporal de lluvia y vientos se desató sobre una zona importante de la provincia de Buenos Aires azotando a más de 20 municipios y arrojando un saldo fatal de 17 muertos e innumerable cantidad de pérdidas económicas para los vecinos afectados.

El Servicio Meteorológico Nacional constató aquella noche vientos de entre 90 y 150 Km por hora, según la zona.

En cada lugar y en cada rincón de la provincia donde hubo personas afectadas estuvieron los bomberos voluntarios desplegando operativos de prevención, rescate y salvamento, auxiliando a los vecinos e interviniendo en las emergencias provocadas por el temporal.

El personal de Bomberos llevó a cabo todo tipo de intervenciones por techos volados, derrumbes de casas, postes caídos, riesgos eléctricos, evacuaciones de personas, arboles sobre viviendas y demás siniestros.

Una vez más, los bomberos voluntarios fueron una pieza fundamental para salvaguardar las vidas y bienes de los ciudadanos y dejaron demostrada su solidaridad, profesionalismo y entrega poniéndose a disposición desde un primer momento y trabajando sin pausa una vez pasados los días y cuando aún las secuelas del temporal siguen afectando a gran cantidad de vecinos de diferentes zonas del conurbano bonaerense.

Compartir