Cargando
13/Sep/2018
Se realizó el primer simulacro del Protocolo de Actuación en Siniestros Viales
Se realizó el primer simulacro del Protocolo de Actuación en Siniestros Viales

A través del simulacro de un incidente vial, técnicos y especialistas evaluaron el Protocolo de Actuación en Siniestros Viales desarrollado por la Subsecretaria de Justicia y Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) del Ministerio de Transporte, la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud y Desarrollo Social y el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina.

La actividad se llevó a cabo en la sede de la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias (DINESA) con una escena compuesta por tres vehículos siniestrados (una Peugeot Partner, un Chevrolet Meriva y una motocicleta), 12 víctimas (2 fallecidos, 6 lesionados leves y 4 lesionados graves) representadas por actores, un autobomba, 7 bomberos voluntarios, 4 ambulancias y 2 patrulleros.

Además, durante todo el ejercicio se realizó una observación exhaustiva por parte de los veedores expertos de cada organismo participante, con el objetivo de relevar las adecuaciones que crean convenientes incorporar al protocolo, de acuerdo a su área de competencia.

“Es importante que aprendamos a trabajar en conjunto para que al acudir a un siniestro vial no solo demos respuesta, sino que también podamos preservar la escena. Por eso agradecemos mucho la invitación a ser parte de este Protocolo y por supuesto que seguiremos trabajando en su mejora y en la prevención”, señaló el Cmdt. Gral. José Eduardo Cornejo, secretario general de la Academia Nacional de Bomberos, durante el acto de apertura.

El proceso de elaboración del Protocolo se inició con ejercicios de simulación, capacitaciones, charlas de expertos en accidentología, recepción de llamados de emergencias, criminalística, comunicaciones, psicología, derecho, primeros auxilios, manejo seguro, respuesta organizada y actuación de los fiscales.

“En la emergencia de un siniestro vial, muchas veces se destruyen las pruebas para el proceso judicial. Este es un reclamo de los familiares de víctimas. Necesitamos la coordinación interinstitucional de las agencias y lo plasmamos en un Protocolo aplicable en todo el país. Ahora, cada provincia deberá tomar la decisión de adoptarlo y capacitar a los operadores”, resaltó el subsecretario de Justicia y Política Criminal, del Ministerio de Justicia y DDHH, Juan José Benítez.

El objetivo principal del Protocolo es validar la correcta preservación y recolección de la evidencia en la escena del hecho a los efectos de lograr procesos judiciales eficaces que permitan acreditar las correspondientes responsabilidades penales y civiles. A su vez, su utilización será fundamental en el proceso de implementación de las políticas públicas del Gobierno dirigidas a mejorar la seguridad vial.

Este trabajo articulado es parte de un nuevo concepto en la elaboración de proyectos, en los que la participación ciudadana es uno de los ejes fundamentales. Es un proceso de gestión compartida entre el Estado y los ciudadanos, con el objetivo de lograr una herramienta de alcance nacional que brinde eficacia a la actuación de los órganos intervinientes.

“Este protocolo es sumamente importante para la seguridad vial ya que resguarda la evidencia y nos permite contar con información de calidad para conocer las causas de los siniestros. Datos vitales para trabajar en políticas públicas eficientes y llevar a cabo acciones de prevención para lograr un futuro más seguro para todos los argentinos” declaró Carlos Pérez, Director Ejecutivo de la ANSV.

En la creación del protocolo se analizaron distintas variables con el objetivo de dotar al documento de la suficiente generalidad y flexibilidad para ser adoptado en cualquier siniestro que ocurra en el país, con las consecuentes diferencias geográficas y organizacionales.

“Logramos gestionar en colaboración y repensar la política pública como una acción conjunta entre el Estado y la sociedad poniendo el acento en el rol ciudadano este proceso es un gran desafío que nos empuja a crecer y a trabajar para lograr objetivos reales que impacten de forma positiva en todo el territorio nacional” concluyó Carlos Russo, Director Nacional de Emergencias Sanitarias.

Este primer simulacro permitió evaluar y verificar lo propuesto en el Protocolo con el objetivo de validar y mejorar el procedimiento. Siendo un momento de aprendizaje y construcción de conocimiento y de trabajo articulado.


Compartir